Camilla Pedersen, cuando todo es posible

ironman_camilla pederson

La danesa ha sido nombrada este mes de enero, Personalidad Deportiva del año Dinamarca, en una votación que participaron cuarenta atletas del país. Su historia la convierte en un claro ejemplo de superación para todos.

Tras confirmar sus grandes expectativas, como dominadora de la larga distancia el 7 de julio de 2013 en el campeonato de Europa de Ironman en Fráncfort (Alemania), Camilla Pedersen no deja sus entrenamientos. El 3 de septiembre del mismo año, mientras realiza un recorrido nocturno sobre su bicicleta, un grupo de jóvenes se cruza en su camino. La maniobra evasiva e inesperada termina en un accidente dramático. Sale despedida de la bicicleta y se estrella de forma salvaje. Los 120 kilómetros que separaban el lugar del accidente del hospital más cercano, el Hospital Universitario de Odense, fueron críticos. Al llegar ingresa directamente en la UCI con una severa fractura de cráneo y una importante hemorragia cerebral, lo que obliga a los sanitarios a inducirle el coma bajo ventilación mecánica.

El primer objetivo para esta auténtica Ironman es sobrevivir. El segundo, hacerlo sin secuelas neurológicas que le impidan realizar una vida normal. Todo lo demás, de momento, no importa. La danesa se mantiene estable, lo que lleva a los médicos a tener un cierto optimismo. El domingo 22 de octubre llega la esperanza, Camilla comienza a respirar espontáneamente y abre los ojos por primera vez, se mantiene despierta en muy pocos momentos y cuando lo hace esta cansada y aturdida. Tras el triunfo de la primera batalla, va superando las metas poco a poco. Consigue caminar por sí misma e incluso pedalear de forma suave con la ayuda de un fisioterapeuta. Pedersen, cada día más segura de sí misma, confía en volver a competir.

A finales de 2013 comienza sus entrenamientos y en marzo de 2014 amenaza con volver al mundo del triatlón: “No se cuánto tiempo tardaré, pero estoy decidida a volver cuando esté bien”. El 26 de abril tiene lugar el Challenge de Fuerteventura, una exigente competición compuesto por 1,9 kilómetros a nado, 90 kilómetros en bici, y una media maratón, es decir 21,1km a pie. Para sorpresa de muchos, y como resultado de su constancia, la recién recuperada triatleta participa terminando en primera posición. En menos de un año después del trágico accidente, volvía al mismo lugar, a ganar triatlones de altísimo nivel, como si su lesión no hubiese sido más que un esguince de tobillo.

Este claro ejemplo de superación y fuerza de voluntad es considerado una de las mayores gestas de la historia del deporte. Por ello no es de extrañar el título de Personalidad Deportiva del año con el que ha sido premiada. Mérito que tiene más que merecido gracias a su increíble historia.

0 Comentarios

Dejanos tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Paste your AdWords Remarketing code here